fbpx
marketing de contenidos

Potencia tu presencia online con marketing de contenidos

Rate this post

Para atraer, convertir y fidelizar clientes en el mundo digital debes usar marketing de contenidos. Pero ¿qué es exactamente el marketing de contenidos y cómo puedes implementarlo en tu negocio? 

El marketing de contenidos es una forma de comunicar el valor de tu marca, diferenciarte de la competencia y aportar tus conocimientos sobre un tema en concreto a tu público objetivo. En lugar de decirles que compren algo, lo que hace el marketing de contenidos es atraer a los consumidores con información útil, relevante y entretenida. El objetivo es generar confianza, fidelidad y preferencia por tu marca, así como aumentar el tráfico a tu sitio web, generar leads y ventas.

datos sobre el marketing de contenidos

Objetivos y beneficios del content marketing

El marketing de contenidos tiene muchos beneficios para tu negocio, tanto si eres B2B (business to business) como B2C (business to consumer). Algunos de ellos son:

Al crear contenidos de calidad, originales y optimizados para los motores de búsqueda, puedes mejorar tu posicionamiento en los resultados de Google y otros buscadores, lo que te permite atraer más tráfico orgánico a tu sitio web.

Al ofrecer contenidos que aportan valor, solucionan problemas y satisfacen las necesidades e intereses de los usuarios, puedes generar confianza, preferencia y lealtad en tu público objetivo, lo que se traduce en más leads, ventas y recomendaciones.

Al posicionarte como experto en tu sector, puedes demostrar tu autoridad, credibilidad y reputación, lo que te permite destacar frente a tus competidores y crear una ventaja competitiva.

Al producir contenidos interesantes, entretenidos y emocionales, puedes incentivar el engagement, la interacción y la difusión de tus mensajes en las redes sociales y otros medios digitales, lo que te permite ampliar tu alcance, visibilidad y reconocimiento.

Al generar tráfico orgánico, leads cualificados y clientes fieles, puedes reducir tu dependencia de la publicidad tradicional o pagada, lo que te permite optimizar tu retorno de la inversión y ahorrar costos en tu estrategia de marketing.

Relación entre marketing de contenidos e inbound marketing

El marketing de contenidos es una parte fundamental del inbound marketing, una metodología que se basa en atraer a los clientes potenciales con contenidos relevantes para ellos, sin interrumpirlos ni molestarlos. El inbound marketing se compone de cuatro fases: atracción, conversión, cierre y fidelización. En cada una de estas fases se utilizan diferentes tipos y formatos de contenidos para guiar al usuario a través del embudo o funnel de ventas.

El rol del funnel de marketing en tu estrategia de contenidos

El funnel o embudo de marketing es un modelo que representa las etapas por las que pasa un usuario desde que conoce tu marca hasta que se convierte en cliente y promotor. El funnel se divide en tres partes: tope o awareness, medio o consideration y fondo o decisión. Cada una de estas partes tiene un objetivo específico y requiere de contenidos adaptados al nivel de interés, conocimiento y confianza del usuario.

El objetivo es atraer a los usuarios que tienen un problema o una necesidad relacionada con tu sector, pero que aún no conocen tu marca ni tu solución. Los contenidos que se utilizan en esta etapa son los que responden a las preguntas más frecuentes, educan al usuario sobre el tema y generan interés por tu propuesta de valor. Algunos ejemplos son los blogs, los ebooks, los webinars, los podcasts, los videos, las infografías, las redes sociales, etc.

El objetivo es convertir a los usuarios que ya conocen tu marca y tu solución en leads o prospectos, es decir, en contactos cualificados para tu negocio. Los contenidos que se utilizan en esta etapa son los que profundizan en el problema o la necesidad del usuario, le muestran los beneficios de tu solución y le ayudan a compararla con otras opciones. Algunos ejemplos son los casos de éxito, los testimonios, las demos, las guías, los whitepapers, los checklists, etc.

El objetivo es cerrar la venta con los leads que ya están listos para comprar tu solución. Los contenidos que se utilizan en esta etapa son los que eliminan las posibles objeciones o dudas del usuario, le ofrecen una prueba gratuita o una oferta irresistible y le motivan a tomar acción. Algunos ejemplos son las landing pages, los mails, las llamadas a la acción, los cupones, los descuentos, etc.

Tipos de content marketing

Marketing de contenidos para redes sociales

Las redes sociales son uno de los canales más importantes para el marketing de contenidos, ya que te permiten llegar a una gran audiencia, interactuar con ella y generar tráfico a tu sitio web. Sin embargo, no todas las redes sociales son iguales ni funcionan de la misma manera. Cada una tiene sus propias características, formatos y públicos. Por eso, debes adaptar tus contenidos a cada red social y seguir una estrategia específica para cada una.

Marketing de contenidos B2B

El marketing de contenidos B2B se dirige a otras empresas como clientes potenciales. Este tipo de marketing tiene algunas particularidades que lo diferencian del marketing B2C (business to consumer), como por ejemplo:

  • El proceso de compra es más largo y complejo, ya que implica la participación de varias personas con diferentes roles y responsabilidades dentro de la empresa.
  • El contenido debe ser más técnico, profesional y orientado a solucionar problemas específicos del sector o del negocio.
  • El contenido debe generar confianza, credibilidad y autoridad en la marca, ya que las decisiones de compra se basan en criterios racionales y objetivos.
  • El contenido debe estar alineado con el ciclo de ventas y el funnel de marketing, ofreciendo información relevante para cada etapa del proceso.

¿Cómo comenzar una estrategia de marketing de contenidos?

Ahora que ya sabes qué es el marketing de contenidos y qué tipos existen, te preguntarás cómo puedes empezar a implementarlo en tu negocio. No te preocupes, te lo vamos a explicar paso a paso.

Lo primero que debes hacer es definir qué quieres conseguir con tu estrategia de marketing de contenidos. ¿Qué resultados esperas obtener? ¿Qué beneficios quieres aportar a tu negocio? Para responder a estas preguntas, debes establecer unos objetivos SMART, es decir, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Por ejemplo:

  • Aumentar el tráfico orgánico a tu sitio web en un 20 % en los próximos 6 meses.
  • Generar 100 leads cualificados al mes con tus contenidos.
  • Incrementar las ventas en un 10 % en el próximo trimestre gracias al marketing de contenidos.

Una vez que tengas tus objetivos definidos, debes elegir unos indicadores o KPIs (key performance indicators) que te permitan medir el éxito de tu estrategia. Los KPIs son métricas que reflejan el rendimiento de tus acciones y que se relacionan directamente con tus objetivos. Por ejemplo:

  • Número de visitas, páginas vistas, tiempo de permanencia, tasa de rebote, etc.
  • Número de descargas, suscripciones, registros, contactos, etc.
  • Número de ventas, ingresos, beneficios, retorno de la inversión, etc.

Lo segundo que debes hacer es conocer a tu público objetivo. ¿A quién quieres dirigir tus contenidos? ¿Qué características tiene? ¿Qué necesidades e intereses tiene? Para responder a estas preguntas, debes crear un buyer persona, es decir, un perfil semi-ficticio que representa a tu cliente ideal. El buyer persona te ayuda a personalizar y segmentar tus contenidos según las preferencias y el comportamiento de tu audiencia. Para crear un buyer persona, debes recopilar información sobre los siguientes aspectos:

  • Datos demográficos: edad, género, ubicación, nivel educativo, ingresos, etc.
  • Datos profesionales: cargo, sector, empresa, responsabilidades, objetivos, retos, etc.
  • Datos psicográficos: personalidad, valores, actitudes, motivaciones, etc.
  • Datos comportamentales: hábitos de consumo, fuentes de información, criterios de decisión, etc.

Puedes obtener esta información mediante diferentes métodos, como encuestas, entrevistas, análisis web o redes sociales. Te recomendamos que crees al menos un buyer persona por cada segmento de mercado al que te diriges.

Lo tercero que debes hacer es adaptar tus contenidos al embudo o funnel de ventas. Como ya te hemos explicado antes, el funnel de ventas es un modelo que representa las etapas por las que pasa un usuario desde que conoce tu marca hasta que se convierte en cliente y promotor. Cada etapa tiene un objetivo específico y requiere de contenidos adaptados al nivel de interés, conocimiento y confianza del usuario.

Para adaptar tus contenidos al funnel de ventas debes seguir estos pasos:

  • Identifica las etapas del funnel de ventas de tu negocio. Puedes usar el modelo clásico (tope-medio-fondo) o crear uno propio según tu sector o solución.
  • Define los contenidos que vas a crear para cada etapa del funnel. Puedes usar los ejemplos que te hemos dado antes o buscar otros más adecuados para tu público y tu solución.
  • Crea un mapa de contenidos donde se refleje la relación entre los contenidos y las etapas del funnel. El mapa de contenidos te ayuda a visualizar y organizar tu estrategia de marketing de contenidos.

Lo cuarto que debes hacer es seleccionar los canales de distribución para tus contenidos. Los canales de distribución son los medios por los que vas a difundir tus contenidos para llegar a tu público objetivo. Existen muchos canales de distribución posibles, pero no todos son adecuados para tu estrategia. Debes elegir los canales que mejor se adapten a tus objetivos, a tus contenidos y a tu audiencia.

Para seleccionar los canales de distribución para tus contenidos debes seguir estos pasos:

  • Identifica los canales de distribución disponibles. Puedes usar los que te hemos mencionado antes o buscar otros más específicos para tu sector o solución.
  • Analiza las ventajas y desventajas de cada canal. Debes tener en cuenta aspectos como el alcance, el coste, el formato, la interacción, la segmentación, etc.
  • Elige los canales de distribución más adecuados para tu estrategia. Debes priorizar los canales que te permitan llegar a tu público objetivo, generar engagement y medir el impacto de tus contenidos.

El marketing de contenidos es una estrategia imprescindible para cualquier negocio que quiera destacar en el mundo digital. Pero no se trata solo de estar presente en línea, sino de crear y ajustar una estrategia que se alinee con los objetivos comerciales, satisfaga las necesidades de los clientes y se adapte a la dinámica del mundo digital en constante cambio. 

No pierdas más tiempo. Agenda hoy una asesoría sin costo para que analicemos juntos tu estrategia digital. En Furore te ofrecemos nuestra experiencia y nuestros conocimientos en marketing de contenidos, para ayudarte a crear contenidos de calidad, originales y optimizados para tu negocio.

Compartir:

Twitter
Telegram
WhatsApp

Suscríbete!

Suscríbete a nuestro boletín

Artículos relacionados