fintech investment financial internet technology concept scaled

8 Predicciones Fintech transformadoras: El futuro de las finanzas

Rate this post

En la última década, la tecnología financiera ha crecido a un ritmo astronómico. No sólo está cambiando el modo de hacer pagos y gestionar inversiones, sino también el funcionamiento de las empresas a través del centramiento en el usuario.

Teniendo en cuenta los rápidos cambios que actualmente se están produciendo, las siguientes ocho predicciones sobre el futuro de la tecnología financiera pueden parecer conservadoras.

  

7) Convergencia de los equipos de ciberseguridad

Los equipos de antifraude y de ciberseguridad han sido tradicionalmente departamentos separados dentro de las instituciones financieras – cada uno centrado en diferentes amenazas de diferentes actores. Sin embargo, como el ciberfraude permite cada vez más a los delincuentes aprovechar esta división, pronto los bancos se replantearán la organización de estos equipos, los cuales se combinarán a medida que los bancos se den cuenta de que la experiencia conjunta de los investigadores de fraudes y los gestores de ciberseguridad es necesaria para combatir esta amenaza.

 

6) Finanzas descentralizadas (DeFi)

DeFi significa ‘Finanzas descentralizadas’. Se conocen también como el movimiento de las Finanzas Abiertas, que en su base son una forma de finanzas basadas en cadena de bloques – Blockchain- que se centran en la eliminación de la dependencia heredada de CeFi, ‘Finanzas Centralizadas’. Se trata de eliminar la necesidad de intermediarios, como corredores, bolsas o bancos, para gestionar la liquidación de las transacciones y trasladarla a un contrato inteligente en la cadena de bloques. El objetivo es revolucionar las finanzas tal y como las conocemos y devolver el poder a los inversores y a los fondos. Aparentemente esta es la dirección, y es muy probable que las DeFi se conviertan en una parte consistente del ecosistema financiero para 2050.

 

5) Asistentes financieros potenciados por la IA

“Los asesores financieros habilitados por la IA dejarán sin trabajo a la mayoría de los asesores financieros humanos. Los que sigan siendo humanos se centrarán en los elementos más personales, filosóficos y psicológicos de las finanzas. Por ejemplo, ayudarán a la gente a entender mejor sus propios hábitos de gasto y cómo ahorrar dinero. Mientras que un sistema de IA sólo podrá recomendar un surtido específico de productos en los que invertir”. – Lissele Pratt, cofundadora y directora de Capitalixe.

 

4) Hiperfocalización en la experiencia del cliente

En los últimos años, el sector de los servicios financieros ha cambiado para poner a los consumidores en primer lugar. Los consumidores de hoy están sugestionados con una amplia gama de servicios y productos y una nueva sensación de poder sobre sus hábitos de consumo. Con el aumento de las recompensas vinculadas a las tarjetas de crédito y débito, los programas de fidelización personalizados, las soluciones de “compra ahora y paga después” y otras, los consumidores tienen más opciones sobre cómo y cuándo gastar su dinero.

La clave está en identificar debidamente estas necesidades y entender cómo se puede maximizar el beneficio al satisfacerlas. Es claro que, para este sector, la estrategia de marca y comercial tienen una base tecnológica soportada a través del internet. Los consumidores tienen infinidad de fuentes de consulta y de alternativas, y por eso, el reto está en diferenciarse y plantear estrategias que permitan poner los valores agregados del producto o servicio en la mira de los consumidores.

La captación de leads, la optimización de las pautas y en general las acciones dirigidas a los clientes potenciales, son lo que finalmente permite maximizar la experiencia del cliente y lograr la conversión a una venta exitosa. En Furore, contamos con toda la experiencia para hacer realidad la consecución de clientes para el mercado financiero.

 

3) Formas invisibles de identificación

Significativamente, las fintech permitirán la creación de cuentas bancarias sin necesidad de verificación KYC (Know Your Customer) utilizando documentos de identificación que pueden no existir o ser accesibles. Al proporcionar a los individuos el acceso a servicios financieros, es posible generar un acceso mucho mayor a las remesas, los servicios de préstamo e incluso las herramientas de inversión que podrían ser el camino para la creación de empresas, una mejor gestión de la deuda y, significativamente, la seguridad financiera.

 

2) Finanzas integradas

Las finanzas integradas dominarán el sector en 2030. Esto significa que los servicios financieros no se ofrecerán necesariamente como un producto independiente. En su lugar, formarán parte de la interfaz de usuario de otros productos. Facebook Pay y Apple Card son ejemplos de tecnología financiera integrada que ya han iniciado el cambio. Para 2030, servicios similares serán fundamentales

 

1) Fintech sostenible

“La sostenibilidad es una marea creciente que se refleja en las fintech, ya sea en el diseño de productos, en el seguimiento de la huella de carbono o en la provisión de accesibilidad e inclusión financiera. Vemos un gran interés en ello tanto entre los bancos establecidos como en las primeras fintech que se construyen desde cero.” – Paweł Stężycki, consultor principal de innovación en Netguru.

 

Es muy importante tener presente que los servicios financieros, como tantos otros aspectos de la economía mundial, se han visto dramáticamente afectados por la pandemia. Desde el estallido, las FinTech han tenido que aprender a liderar, navegar y perturbar la industria de los servicios financieros en un momento de considerable agitación.

 

La mayor dependencia a la tecnología ha impulsado a los consumidores a gravitar hacia los servicios FinTech para satisfacer sus necesidades financieras. A medida que el mundo comienza a superar la pandemia, el sector está llamado a seguir configurando el panorama financiero en el futuro. Hay competencia porque aún hay un océano rojo. Un mercado potencial y previamente explorado que lidera los cambios comportamentales y tecnológicos de consumo, es muy atractivo para las mentes visionarias que no ven la era digital como el futuro sino como el ahora, y por la naturaleza de ese océano, la competencia se libra con calidad, servicios y más importante, con estrategias de marketing que le permitan a los usuarios percibir diferencias muy sustanciales de valor y además obtener los beneficios que la era digital financiera promete.