La Navidad está cada vez más cerca y llega el momento de que las grandes compañías lancen sus esperados spots con los que pretenden tocarnos la fibra sensible